El viaje de Kaonashi

www.instagram.com/trescatorcepi

El pequeño Kaonashi
www.instagram.com/trescatorcepi

Este  pequeño y adorable ser apareció de repente en el taller de TrescatorcePI   una tarde primaveral. Nos pedía ayuda para realizar el viaje de su vida: ir rumbo a Galicia para comenzar de "0" su vida y no solo eso, encontrarse con una pequeña amiga que desde hace varios meses no escuchaba noticias de ella. Se sentía preocupado al no saber su paradero, quería darle una sorpresa y aparecer de repente en esas tierras y así robarle una gran sonrisa. Era hora de que Kaonashi conociera a su nueva mejor amiga. Para él su misión era de llegar allí y cuidar de ella, aún no sabía como se llamaba, eso era lo que menos le preocupaba, solo quería estar allí y verla crecer.

www.instagram.com/trescatorcepi

Lo que no sabía Kaonashi era lo arriesgado que es  ir a tierras Gallegas.  Tenía que entrar en un minúsculo sobre y a través de la oscura carretera viajar muchas horas, saltar muchos baches y frías calles lluviosas... Hasta sufrió el percance de ser devuelto a casa de TrescatorcePI después de esperar allí varios días sin ser buscado por su nueva familia lo cual por una segunda vez realizó el viaje y con un pequeño papel en su mano y un gran corazón de fieltro por el otro, terminó de escribir el poema a su querida amiga, para así dárselo como recuerdo de aquel viaje que ha hecho para estar con ella:


Aquí os dejo

www.instagram.com/trescatorcepi

"Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. En realidad, la vida es una calle de sentido único. Víve y sé feliz pequeña amiga"...



Y después de varias semanas de viaje, esperas interminables y demás buenos y extraños momentos, el pequeño Kaonashi llega por fin a conocer a su pequeña amiga.

Fotografía hecha por Eddy María. Me la ha enviado con mucho cariño para que conociera a su pequeña bebé. ^^



Dedicado a Abby

y también a su mamá Eddy María que con mucho cariño les recuerdo.

¡Que seais muy felices!




¡Hasta otra Calaveras Sabias!